GRISELDA TESSIO
DIPUTADA DE LA PROVINCIA DE SANTA FE






"Debemos hacer reformas que den más participación a las minorías"

02/08/2011

Por Griselda Tessio

 
Algunos resultados de las elecciones generales del 24 de julio en la provincia de Santa Fe dejaron en evidencia la necesidad de realizar modificaciones a la legislación electoral, como así también la reforma de la Constitución Provincial, que constituye uno de los proyectos centrales del gobierno del Frente Progresista Cívico y Social todavía pendiente.

El tema central que quedó expuesto luego de las elecciones fue el de la representación y participación de las minorías en la actividad política, y sobre todo legislativa, de la provincia. De acuerdo a la actual Constitución, que data de 1962, el partido que gana se lleva 28 de las 50 bancas de la Cámara de Diputados, cualquiera sea la diferencia de adhesiones y sin respetar la proporcionalidad, situación que sólo se puede sortear con una reforma constitucional.

Los 22 restantes se dividen por el sistema D’Hont. Es así que el Frente Santa Fe para Todos se llevó 28 bancas al lograr 579.374 votos y el Frente Progresista, con sólo 31 mil votos menos, obtuvo 13 bancas menos.

En la distribución de las bancas de diputados aparece otro de los problemas, en cuanto a la participación de las minorías, que se evidenciaron en la última elección: las 22 bancas se distribuirían entre los partidos o frentes que cuenten, según la ley 9280, con el piso del 3% de votos obtenidos sobre el total del padrón. Es injusto que una fuerza como Proyecto Sur, que obtuvo cerca de 60.000 votos, no tenga representación en la Cámara de Diputados, por lo que es urgente la modificación de la ley para unificar de esta manera las reglas de juego en relación a las elecciones primarias, en las cuales basta obtener el 3% de los votos válidos emitidos, de acuerdo a la ley 12367.

Pasando a las elecciones locales, es cada vez más difícil la participación de las minorías en los concejos municipales: se necesitan más votos para ser concejal en Santa Fe o Rosario que para ser diputado provincial.

Por último, cabe mencionar la situación de las cinco comunas que tuvieron empate en la categoría de presidente comunal, de las cuales solo una pudo definirse por el escrutinio definitivo y las 4 restantes fueron resueltas por sorteo. Esta situación denota una urgente necesidad de modificación en la legislación: el azar no puede primar a la voluntad popular.

Las diferentes situaciones expuestas cuentan con mayor o menor grado de injusticia e impacto en la representación y calidad institucional de la política provincial, pero es claro que debemos hacer reformas que den más participación a las minorías. Es necesario que los legisladores –es mi compromiso como legisladora electa- y los diferentes actores políticos de la provincia trabajemos para que las diferentes fuerzas sean representadas, que la que siempre prime sea la voluntad popular y así tengamos una más sólida democracia.