GRISELDA TESSIO
DIPUTADA DE LA PROVINCIA DE SANTA FE






Informes Especiales

Acerca de oportunidades históricas

Una corriente profunda recorre y conmueve hoy a cada comunidad, cada pueblo, cada espacio de nuestra Nación.  Estamos en medio de un proceso de cambio que va a reformular los cimientos mismos de la república. Son momentos de oportunidad histórica, sumergidos como estamos en una fenomenal crisis de representación que cruza no sólo a los partidos políticos, sino a todas las instituciones de la sociedad; tenemos, en este sentido, la obligación de repensar los modos en que se reconstruye el lazo social roto. El desafío está aquí. El trabajo consiste en la elaboración conjunta de los modos, los caminos y las acciones que conduzcan a la reconstitución de la trama de nuestra historia.

Proponemos este espacio, entre tantos, como facilitador del intercambio, la puesta en común de las acciones que cada uno lleva adelante en la gestión concreta en la comuna, el municipio, la provincia para obtener miradas complementarias y enriquecer la acción, justo en el punto en el que se cruzan la tradición, en el sentido de recuperación de los valores que levantaron nuestros fundadores, y el aporte que nos toca en la configuración del presente.

Contamos para ello con el privilegio de la memoria fundante de nuestro partido que nos viene de Alem, Irigoyen, Illia, quienes sostuvieron la ética, la austeridad, la libertad y la participación activa del pueblo como principios fundamentales; y  la lucha por el federalismo y la organización democrática como constitutivos de la Nación.

La memoria, que opera como disparador, más la realidad presente con sus complejidades nuevas y sus propios desafíos permitirán pensar, para articular, una identidad colectiva que recupere a la política como instrumento de transformación de la realidad, como medio para la construcción de una sociedad más solidaria, más justa y más igualitaria.

Un tema ineludible del presente: El conflicto del campo

El denominado conflicto del “campo”, que al momento de la redacción de esta nota se encuentra en una etapa de debate, debería abrir la discusión de algunos otros temas además del mero cálculo de los puntos en las retenciones.

La relación nación-provincia, el federalismo fiscal, la explotación sustentable de los recursos naturales, su renovabilidad o no, el denominado "proceso de sojización", la desertificación de nuestras tierras, los nuevos actores de la producción agrícola-ganadera (pools de siembra, fideicomisos) y los adelantos tecnológicos, son algunos de los temas que piden ser retomados en la agenda.

Al mismo tiempo, la discusión parece haber reflotado otras cuestiones que permanecían veladas: resulta tangible que aún no se ha logrado quebrar el proceso que condujo a la desaparición de 200.000 agricultores en los 90. Entre otros factores, por la inexistencia de políticas integrales que promuevan la diversidad productiva, que alienten el sostenimiento de las economías regionales y eviten el monocultivo y la concentración de la tierra.

En este punto resulta necesario marcar una clara diferencia entre las financieras de siembra, que juegan el rol de productores para operar la extracción mineral de la tierra, y retirarse cuando el paisaje muestre la grieta del suelo, de aquellos productores genuinos, con cultura agraria heredada, que aseguran el desarrollo del campo y las ciudades del interior.

De todas maneras, lógico es entender que las retenciones concentren la mayor atención y esto es atribuible en gran parte a la poca sensatez con que el tema ha sido manejado por parte del gobierno nacional. Así, una decisión unilateral, que parece desconocer la complejidad de la estructura agraria, desató una crisis política con consecuencias económicas que golpean fuertemente al interior del país.

Nuestro deber es la defensa de los de los recursos provinciales. En este sentido, es que desde el gobierno provincial, hemos elaborado las Diez propuestas de Santa Fe para el agro santafesino (ver último documento), intentando sumar alternativas de solución de conflicto. Allí se destacan nuestras convicciones acerca de una "…concepción de la democracia que promueva el pluralismo, el consenso y el diálogo cívico, en cuyo marco se puedan procesar los conflictos, aspirando a una sociedad de un mayor contenido humano, solidaria, justa, que trabaje por la equidad y reconozca la diversidad, reafirmando los valores históricos, culturales, institucionales y constitucionales del Federalismo como forma democrática de organización nacional". Éste y otros documentos son los que les ofrecemos en esta primera comunicación para abrir el debate y encaminarnos a la formulación de propuestas.

De allí también surge nuestro permanente reclamo por ser parte de la discusión y  de la búsqueda de canales de diálogo que permitan destrabar la cuestión.

No es un tema menor la convocatoria que pedimos en distintas instancias del Consejo Federal Ampliado de Políticas Agropecuarias. Entendemos que es el verdadero ámbito, donde autoridades nacionales, gobiernos provinciales y las distintas entidades gremiales del campo puedan abordar la problemática, tratando de administrar equitativamente las asimetrías productivas regionales, dentro de un marco estratégico de desarrollo económico nacional.

Ese seguirá siendo nuestro reclamo y allí estará orientado nuestro compromiso con la defensa de los intereses provinciales.

Griselda Tessio

ANEXO

« Volver